Saltar al contenido

Remedios caseros para los moretones

Se lastiman con facilidad

Los niños están obligados a jugar y a hacerse daño. Los golpes y los choques son imposibles de evitar. Sin embargo, para evitar una marca permanente en la piel, es importante tomar las medidas adecuadas. Aplicar un montón de ungüentos comerciales sobre la herida puede curarla o no, pero algunos ingredientes de la cocina seguro que los hacen desaparecer. Sí, ¡has oído bien! Hay varios ingredientes presentes en nuestra cocina que actúan como sanadores. Para saber más sobre estos ingredientes y descubrir algunos remedios caseros para los moratones, ¡sigue leyendo!

Después de enfriar el hematoma, empieza a aplicar calor para que haya más circulación en la zona y evitar que la sangre se coagule. Un coágulo de sangre no sólo tiene un aspecto desagradable, sino que incluso duele mucho, ¡así que lo mejor es prevenirlo como sea!

Hierve un huevo y quítale la piel. Colócalo sobre la zona magullada y empieza a rodar suavemente. Esto reducirá la hinchazón y el dolor. La ciencia detrás de esto es que frotar un huevo en un movimiento circular permitirá que la sangre fluya y no se coagule. El calor de este huevo duro es el responsable de reducir la inflamación.

Crema contra moretones

Un hematoma se produce cuando sangran los pequeños vasos sanguíneos que hay bajo la piel. Como la piel no está rota, la sangre se filtra en el espacio que rodea a los vasos. Esta acumulación cambia el color de la piel por encima de la lesión. Al principio, la piel es de color rojo o púrpura, pero progresa a amarillo o verde antes de curarse completamente.

QUIZÁ TE INTERESE:  Castigo positivo y negativo ejemplos

Un hematoma plano y de color púrpura, como un ojo negro, se denomina equimosis. Un bulto hinchado, doloroso y elevado se denomina hematoma. Los hematomas se forman cuando la sangre coagulada se desarrolla como un bulto bajo la piel. Un ejemplo de hematoma es el proverbial huevo de ganso en la cabeza.

A la primera señal de un hematoma, pon una bolsa de verduras congeladas o una bolsa de hielo envuelta en una toalla en la zona lesionada. Déjala ahí de 15 a 20 minutos, retírala durante unos 30 minutos y vuelve a ponértela. Intenta hacer esto durante uno o dos días, varias veces al día.

Descansa la extremidad lesionada y levántala por encima de tu corazón. Por ejemplo, si te has dado un golpe en la pantorrilla, levanta la pierna para evitar que la sangre se acumule. Esto ayudará a reducir la hinchazón y evitará que el hematoma se extienda.

Tratamiento de hematomas profundos

Los hematomas son muy comunes y no hay que preocuparse por ellos, ya que acaban curándose con el tiempo. Sin embargo, a veces es necesario atenderlos o, de lo contrario, pueden dejar una cicatriz o marca permanente. Mientras que los niños se despreocupan demasiado de los moratones, los adultos apenas tienen tiempo de preocuparse por ellos. Sólo cuando éstos duelen o cuando son visibles para los demás, pensamos en tratarlos. Sin embargo, siempre se pueden tratar en casa con algunos remedios sencillos.

Identificamos los moratones pero ¿sabes por qué se producen estas marcas? Siempre que se produce una lesión como cortes, golpes y quemaduras, se produce una decoloración de la piel. Esto se debe a que, debido a la lesión o al incidente, los vasos sanguíneos situados bajo la piel se rompen y la sangre se filtra en los tejidos, que luego se acumula. De este modo, la marca azul-negra se hace visible. Se trata de un fenómeno natural. Si no se trata de una herida, la piel se cura sola al cabo de unas semanas.

QUIZÁ TE INTERESE:  Remedios para las picaduras de pulgas

Los remedios caseros para los hematomas son eficaces para tratar los hematomas subcutáneos. Estos se producen en la capa superior de la piel. Los dos tipos más comunes de hematomas subcutáneos son la inflamación y el hematoma. ¿Ha visto alguna vez un hematoma que se vuelve rojo, azul, morado y luego amarillo? Eso es un hematoma. Estos se pueden curar con algunos remedios naturales fáciles y eficaces. Desplácese hacia abajo para saber todo sobre ellos.

Deshacerse de los moratones con vinagre

Nuestro viaje por la vida puede ser accidentado. Nos topamos con lo inesperado. A veces, éstos nos dejan cortes o moratones. Una vez que hayas evaluado tus lesiones y estés seguro de que no requieren una visita al hospital, estos consejos pueden ayudarte a incorporar un enfoque holístico para tratar las lesiones menores.

Puedes apoyar aún más la capacidad natural de tu cuerpo para curarse a través de la dieta y los suplementos. Los alimentos que contienen los nutrientes que se indican a continuación son importantes para el desarrollo y la reparación de la piel y proporcionan antioxidantes que ayudan a proteger el cuerpo del estrés oxidativo.